Temporada 2019/20: La familia crece

En 2019 fue creado el primer equipo de cantera del Ciudad Alcalá CF, que competiría en 2ª Andaluza Femenina Juvenil. Sin embargo, tanto su campaña como la de la plantilla sénior finalizaron de forma prematura debido al estado de alarma sanitaria.

La temporada 2019/2020 prometía ser especialmente ilusionante por varios motivos. Por un lado, por primera vez desde su creación, el Ciudad Alcalá contaría con un equipo de cantera. Por otro, la primera plantilla se vio reforzada tanto con futbolistas ya conocidas como con otras que tenían mucho que aportar a una liga en la que el máximo rival, el Real Betis Balompié, ya no estaba.

Como venía siendo habitual antes de empezar cada campaña, los primeros movimientos se produjeron en el despacho. En el verano de 2019 se unieron al conjunto sénior un total de siete jugadoras: África Escamilla (delantera, llegada desde el CD Mairena), Laura Mateo (delantera), Yoli (delantera, procedente de la AD Nervión), Saira Escribano (centrocampista, antes en la AD Nervión), Lorena García (centrocampista, proveniente del CD Híspalis), Sara Borrero (defensa, llegó del CD Híspalis) y Priscilla (lateral, vino desde el CD Híspalis y podría jugar también con el segundo equipo).

Para el proyecto del nuevo Ciudad Alcalá CF Juvenil se incorporó Carmen Martín como entrenadora. Con ella compitieron a lo largo de la temporada las siguientes futbolistas: Natalia Fernández, Elena Sánchez, Montse Hermosín, Priscilla, María González, María Morillo, Aitana Hermosín, Almudena Donoso, Natalia Velázquez, Cristina Rodríguez, María Andrade, Lucía López, Lucía Márquez, Carmen Rojas, María Ojeda, Noelia Algaba, Andrea González, Rocío Carrión y Julia Villa.

Las futbolistas celebran la victoria en su primer partido oficial.

El balón echó primero a rodar para la plantilla sénior. Como principal novedad con respecto al curso pasado estuvo la ausencia del Real Betis por haber ascendido y la de la AD Nervión por no haberse inscrito en 2ª Andaluza Femenina Sénior. Por tanto, los rivales más directos del combinado alcalareño apuntaban a ser el CD Honeyball Femenino y el segundo equipo del Sevilla FC.

Tras descansar en la primera jornada, las dirigidas por Álvaro González debutaron en la segunda semana de competición. Fue el 29 de septiembre de 2019, frente a la UD Loreto en el Campo Municipal ‘Oromana’. Bea Prieto desempató el marcador por primera vez en aquella campaña. Después de su gol llegaron otros cuatro, siendo el primer resultado de 5-0.

El siguiente partido en jugarse fue el de las juveniles, que recibieron en tierras alcalareñas al CD Valencina FC. El potencial de las más jóvenes quedó demostrado en los compases iniciales del encuentro. Para la historia quedará el primer gol del Ciudad Alcalá CF Juvenil en competición oficial, obra de María Morillo y firmada antes de que se alcanzaran los sesenta segundos de partido. No obstante, aquel día la gran goleadora fue Lucía Márquez, con cuatro tantos. El resultado definitivo fue de 10-0, un gran ejemplo del esfuerzo colectivo de las juveniles celestes.

A pesar de todo, el destino no sonrió a los dos equipos en la siguiente jornada. El Sénior perdió por 1-0 ante el cada vez más serio RCD Nueva Sevilla, mientras que el Juvenil cayó por 4-2 a merced del CD Honeyball Femenino.

Por fortuna, aunque, sobre todo, fruto del trabajo realizado por la primera plantilla, las buenas noticias volvieron pronto. Se impusieron las celestes por 5-1 al Azahar CF en la tercera jornada, dando comienzo así a una racha de ocho duelos consecutivos sin conocer la derrota. De ellos, solo hubo un empate, por 1-1 frente al CD Híspalis. Sin embargo, las sensaciones positivas se nublarían poco a poco durante las siguientes semanas, siendo el desencadenante el 4-2 en contra recibido por parte del Sevilla FC.

Dos montañas rusas

Llegaron días de luces y sombras tras perder con las sevillistas. La siguiente semana, el Ciudad Alcalá CF Sénior no pasó del empate a uno con el CD Honeyball Femenino, pero sí sumó los tres puntos frente al Brenes Balompié (0-10) y en la visita de la UD Villaverde (2-0), en los choques disputados más adelante. Se alcanzó por entonces el final de la primera vuelta, en la que el plantel celeste había acabado en segunda posición y a 10 puntos del líder indiscutible que era el Sevilla FC.

Bea Prieto conduce el balón durante el partido jugado en Brenes.

El combinado juvenil, por su parte, ganó en la tercera jornada al Arahal Balompié (8-2). Dos victorias en tres partidos parecía ser una buena señal, pero las dirigidas por Carmen Martín no fueron capaces de mantener el ritmo y estuvieron sin puntuar en las tres jornadas siguientes. Cabe mencionar que la media de edad de este equipo estaba algo por debajo de las de sus rivales, lo que se presentó en la temporada como un reto añadido, aunque nunca como una excusa.

Pese a las dificultades, las canteranas encadenaron un registro de tres triunfos en los tres compromisos posteriores: 0-9 ante el CD Cantera de Utrera, 7-1 frente al RCD Nueva Sevilla y 2-4 a costa del CD Utrera. En el décimo encuentro se volvió a la irregularidad, perdiendo un partido, ganando el siguiente y así sucesivamente (comenzando por el 2-1 negativo contra el CD Servalabari y acabando con la derrota de 8-1 cosechada en feudo bético). Con esta dinámica cayó el telón de la ida.

Lucía López, Lucía Márquez, María Morillo, María Ojeda y Natalia Velázquez representando a la Selección Sevillana.

Si algo positivo dejó la primera vuelta para el club, aquello fue el interés recurrente que mostraron por algunas de las juveniles las personas que dirigían las diferentes selecciones sevillanas. Además, fue algo que se produjo desde las primeras semanas de la formación del equipo de cantera. En total, siete futbolistas del Ciudad Alcalá CF Juvenil fueron convocadas con la Selección Sevillana durante la temporada, unas con la Sub-15 y otras con la Sub-17. Ellas fueron: Natalia Velázquez, María Morillo, María Ojeda, Julia Villa, Cristina Rodríguez, Lucía López y Lucía Márquez.

El buen ritmo se recupera, pero las ligas se cancelan

La segunda vuelta del Sénior empezó con mal pie, obteniendo un empate sin goles contra la UD Loreto y una derrota por 1-2 ante el RCD Nueva Sevilla. Sin embargo, a partir de entonces las celestes retornaron a la senda del triunfo. Chari y Cristina Domínguez aportaron cada una un gol para salvar el honor ante el Azahar CF. Ganar por 1-2 a las verdirrojas se interpretó como un punto de inflexión en el vestuario. A partir de entonces no se volvió a perder.

En la vigésima jornada ganó el Ciudad Alcalá por 2-0 al duro CD San Pablo Pino Montano. Aquel resultado significó la victoria número cien del primer equipo. Había jugado hasta entonces 124 partidos, de los cuales solo 14 habían sido derrotas. La ciento uno se obtuvo en un apretado y sufrido enfrentamiento con el CD Utrera (1-2). Por último, la semana posterior se pasó por encima del CD Híspalis con un 2-0 en el que uno de los goles fue olímpico, gracias a la habilidad de Mª Reyes.

Tras cuatro choques sumando los tres puntos, la escuadra panadera pinchó en Écija. El resultado cosechado en tierras astigitanas fue de 4-4. No obstante, aquel día fue especial, ya que Saray Vela volvió a jugar tras más de un año sin hacerlo a causa de su lesión de rodilla. Además, la delantera sevillana regresó a lo grande, con un gol y una asistencia.

Saray Vela volvió a jugar tras superar una larga lesión.

Las juveniles, por su parte, afrontaron la segunda vuelta dejando muy buenas sensaciones. Vencieron por 0-11 al CD Valencina FC, por 2-1 al CD Honeyball Femenino y por 0-8 al Arahal Balompié. A pesar de ello, cayeron por 2-3 ante el Azahar CF ‘A’ en la jornada diecinueve.

Un partido para recordar…

Ciudad Alcalá CF Juvenil – CD Honeyball Femenino: Una remontada de ensueño

El conjunto dirigido por Carmen Martín protagonizó un final de la primera vuelta muy movido en cuanto a resultados, sin llegar a encadenar una racha de victorias que reflejara con claridad el auténtico potencial del equipo. La jornada dieciséis se solventó con una goleada sobre el CD Valencina FC, combinado al que también venció el Ciudad Alcalá CF Juvenil en la ida.

Sin embargo, en la jornada diecisiete recibía en casa al CD Honeyball Femenino, con el que había caído por 4-2 en el duelo celebrado en Hytasa. De esta forma, las juveniles tenían delante la oportunidad de confirmar su buen estado de forma frente a un rival directo y, además, tomarse la revancha.

Una vez iniciada la cita, en la primera parte se pudo ver a un conjunto local muy dinámico, acertado en los pases y con el control mayoritario de la posesión. Las celestes buscaron recurrentemente las bandas con Priscilla y Lucía Márquez, estrategia que sirvió para conseguir algunos saques de esquina, pero ningún gol. No obstante, las contrincantes tuvieron acercamientos esporádicos a la meta de Montse durante todo el primer periodo. Con este panorama se alcanzó el descanso sin haber anotado ningún equipo.

Ya en la segunda mitad, el Ciudad Alcalá destacó por buscar mucho los huecos por los laterales, presionar en los saques de puerta y tener las ocasiones más claras. Una de ellas fue el balón que Lucía Márquez estrelló en el larguero. A pesar de todo, el CD Honeyball dio un paso adelante a partir del 70′, contando con más llegadas peligrosas a su favor. Tal fue el empeño que pusieron las visitantes que en el 80′ anotó Lucía Calvo.

Con el 0-1 en el marcador, las anfitrionas tuvieron unos instantes de desacierto en los pases, pero enseguida se recuperaron. Tras una jugada colectiva de varios pases, Priscilla logró enviar el cuero entre los tres palos al superar a la guardameta rival en un mano a mano, para lo que picó levemente la bola mientras ella misma caía tumbada sobre césped. El gol del empate aupó muchísimo la moral de sus compañeras, ya que el cronómetro indicaba el 88’. 

Llegó el minuto noventa y con él una falta a favor de las celestes. El libre directo sería la última acción del partido. No había tiempo para nada más. Todo el equipo depositó su confianza en María Ojeda. La joven centrocampista colocó el cuero sobre el terreno de juego, apuntó, lanzó y desencadenó la euforia en todas sus compañeras. Ojeda lo había logrado. Mejor dicho, todas lo habían logrado. Su lanzamiento fue un ejemplo de puntería. El esférico había ido directamente a la escuadra zurda, acariciando los dos palos antes de envolverse finalmente en la red y dejando a la portera rival sin opciones de detener la pelota pese a su estirada. Unos instantes después sonó el pitido final. Hacía tiempo que no se vivía en Oromana un encuentro tan emocionante.

Ciudad Alcalá CF: Montse, Natalia, Almudena, Julia Villa, María Ojeda, María Morillo, Carmen, María González, Lucía Márquez, Priscilla y Cristina Rodríguez. También tuvieron minutos: Noelia, Rocío, Lucía López, Andrade y Andrea.

CD Honeyball Femenino: Marta, Lucía Calvo, Lore, Lucía Rodríguez, María Soriano, María Nieto, Sara Cobaleda, Andrea Osto, María Dolores Pérez, Ángela y Blanca.

Goles: 0-1, Lucía Calvo (80′); 1-1, Priscilla (88′) y 2-1, María Ojeda (91′).

Fueron semanas felices para el Ciudad Alcalá CF, pero no pudieron ser más. Al poco de comenzar el mes de marzo fueron canceladas las competiciones oficiales deportivas, entre ellas las futbolísticas. Había sido decretado el estado de alarma sanitaria para hacer frente a la Covid-19, motivo por el que se anularon competiciones como las que estaban disputando las jugadoras de la entidad alcalareña.

A falta de siete jornadas, el Ciudad Alcalá CF Sénior acabó la liga en tercera posición. Reunió 46 puntos en 21 partidos disputados, quedando solo por detrás del CD Honeyball Femenino (53 puntos) y del Sevilla FC (63 puntos). En total, el registro fue de 14 triunfos, 4 empates y 3 derrotas. En cuanto a las goleadoras, Cristina Domínguez anotó 15 goles, Yoli hizo 13 dianas y Bea Prieto sumó 12 tantos.

Por su parte, las juveniles ocuparon la séptima plaza en una liga con quince equipos. En líneas generales, las canteranas dejaron un buen sabor de boca, pero no solo por acabar en la mitad superior de la tabla, sino también por la gran evolución que se había visto en las jugadoras. Cabe destacar que cada fin de semana eran convocadas varias de ellas para colaborar con el equipo sénior, al que aportaron más de un gol y de una asistencia decisivos.

Por lo que respecta a los números del Juvenil, sumó 30 puntos en 18 encuentros. Venció en diez ocasiones y sucumbió en ocho, no hubo cabida para el empate en esta temporada. Julia Villa fue la máxima goleadora del equipo con 13 goles, María Morillo firmó 12 tantos y Lucía Márquez acertó de acara a puerta en 11 ocasiones.

Share:

Deja un comentario